“La nueva ley de contratación del Estado ha creado una competencia desleal en la Construcción”


La ley exige que las empresas tengan, por lo menos, un capital del 5% de lo que les dan. Pero, las empresas extranjeras no lo aplican, e incumplen ante los proveedores y propietarios, explicó Ernesto Tejeda, presidente del Directorio de Obrainsa .

El presidente del Directorio de Obrainsa -empresa dedicada a realizar proyectos de ingeniería y construcción en los sectores público y privado-, Ernesto Tejeda, criticó la mala regulación que se viene dando en el cumplimiento de la ley de contratación, pues -aseguró- ha creado una “competencia desleal”.

“Para acceder al mercado de la contratación pública, el Estado pide que las empresas tengan, por lo menos, un capital del 5% de lo que les dan. Sin embargo, esto se aplica para las empresas nacionales, mientras las extranjeras, que están bajo el Tratado de Libre Comercio (TLC), no lo tienen que cumplir”, explicó Tejeda.

Así, señaló que se ha “desfigurado” el tema del concepto fundamental de los TLC que busca mantener la igualdad de los extranjeros con los nacionales. “Al exceptuarlos de mostrar un capital, se crea una mala competencia contra los locales”.

Agregó que estas empresas extranjeras están al descubierto porque ni siquiera deben instalar una sucursal en el Perú, lo que las induce a incumplir leyes tributarias, laborales, a los proveedores o propietarios sin que pase nada, como está ocurriendo ahora.

Crecimiento interno

Tejeda indicó que la competencia ha cambiado mucho en el sector, y dijo que el competir con constructoras mundiales, las impulsa a tratar de mantener un nivel de proactividad, buscando la mejor tecnología y capacitación.

“En los últimos cinco o seis años hemos crecido hacia adentro. Y es que cada obra es casi una empresa descentralizada (…) Y con la descentralización de la empresa nos hemos vinculado a las comunidades”, expresó.

vía “La nueva ley de contratación del Estado ha creado una competencia desleal en la Construcción” – Economía | Gestión.